domingo, 10 de enero de 2016

Historia de la Orden Botxera de Farolín y Zarambolas

En 1999,  al cumplirse veinte años de la restauración de los carnavales en Bilbao, la Konparsa Moskotarrak (con el apoyo de la empresa Cafés de Bilbao) celebró la efeméride reuniendo a todos cuantos, hasta ese momento, desempeñaron los cargos de Farolines y Zarambolas, personajes netamente bilbainos que representan las dos figuras más importantes de estos festejos en nuestra Villa, siendo el primero el que ejerce como el clásico “farol” o “chuleta” al más puro estilo bilbaino y el segundo el cachazas o pasota aunque igualmente presumido de su condición bilbaína.

Reunión de la Orden Botxera en 2015.


Dado el éxito de la convocatoria, se decidió darle una  continuidad creando la denominada Orden Botxera de Farolines y Zarambolas con el objetivo de revitalizar estos personajes y darles una vida más prolongada y activa.

Así pues, la Orden Botxera se reúne anualmente, siempre el primer lunes después de Reyes en el centenario Café Iruña, y los asistentes (denominados Pares de la Orden) discuten, tanto sobre propuestas de nuevas iniciativas de cara a nuestro lánguido carnaval como de posibles candidatos a los puestos que ellos mismos ejercieron anteriormente.

Pilar de la Orden Botxera con los nombres de los Farolines y Zarambolas.

Al mismo tiempo, se otorga un premio a la idea o actitud más txirene de las observadas durante el año anterior en Bilbao, la denominada “Txirenada del Año”. Algo así como la ocurrencia más graciosa, original y destacada de cuantas suceden en la Villa a lo largo del año.

Dichos premios han sido otorgados a:


-Año 2006: a los bomberos de Bilbao por la primera edición de su original calendario, el cual constituyó un auténtico fenómeno de masas

-Año 2007: al alcalde Iñaki Azkuna, por asumir la propuesta de reconvertir el arco de San Mamés en pasarela peatonal.

-Año 2008: a la ONG COOPERA, por realizar y promocionar el video en que un grupo de niños congoleños nos emocionaron desde su aldea cantándonos, en un perfecto euskera, el himno de nuestro Athletic.

-2009: a la afición del Athletic desplazada en pleno a Valencia para apoyar a su equipo en la última final de la Copa del Rey, simbolizándose a todos ellos en los sufridos hinchas que realizaron dicho viaje nada menos que en un flamante y rojiblanco isocarro.

-2010: a la organización del premio Lee Kuan Yew World City Prize (considerado el Nobel de las ciudades) por haber tenido la ocurrencia y la delicadeza de reconocer lo que para los habitantes de esta Villa es evidente, que no es otra cosa que Bilbao es la capital del mundo mundial.

-2011: al cocinero bilbaíno afincado en Nueva York, Eder Montero, que ganó el premio a la mejor hamburguesa de aquella ciudad, cocinada con queso de Idiazábal, consiguiendo cortar el tráfico de una de las calles del exclusivo barrio de Chelsea (en Manhattan) para tal fin.

-2012: a los organizadores del maratón solidario realizado nada menos que sobre la pasarela del Puente Colgante de Portugalete, Javier Conde y Jon Salvador.

-2013: a  la original carrera de patos celebrada en la Ría, promovida por la Asociación  WALK ON PROJET cuya finalidad es la de divulgar, sensibilizar y ayudar en la investigación de enfermedades neurodegenerativas “poco comunes”.

-2014: al arriesgado ‘agurra’ bailado por el dantzari Alberto Dueñas, jugándose el tipo sobre el trampolín del Puente de La Salve en la competición de “clavadistas” celebrada en septiembre de ese año.

Jon Uriarte y Karmele Larrinaga, Farolín y Zarambolas 2014.
Por último, siguiendo el protocolo establecido desde sus orígenes, el Jueves Gordo del Carnaval se procede a la solemne imposición de antifaces (con los que supuestamente deberán acudir al juicio del Carnaval)  por parte de los cargos salientes a los entrantes, a la vez que se descubren las placas con los nombres de estos últimos en el denominado Pilar de la Orden Botxera, donde están inmortalizados todos cuantos han ejercido dichos cargos. También, si es posible, se aprovecha para la entrega de la mencionada  Txirenada del Año a quien corresponda. Todo ello, como buenos bilbainos, acompañado por el tradicional refrigerio a base de pollo frito y tostadas de Carnaval regado por el inevitable agua de Bilbao (en otros lugares, champán).


La Konparsa Moskotarrak, en calidad de Heraldo de la Orden Botxera, convoca, coordina y acude a las reuniones (con voz y sin voto) para dar fe de todo lo que en ellas se decida, labor que ejerce con todo orgullo.


No hay comentarios: